* * * Última actualización de esta Web: 8 octubre 2013 * * *

 
  Con-ciencia y ConSciencia  
Último añadido: 8 Oct. 2013

 
¿Qué diferencias debemos considerar entre Con-ciencia y ConSciencia?

Estas palabras "conciencia" y "consciencia" las solemos ver en múltiples textos, pero no es fácil captar la diferencia entre ellas, pues parecen apuntar a un mismo tema.


Es ésta una cuestión que valoro mucho y que desde hace tiempo quería profundizar para concretar en mí las diferencias posibles entre esos términos, en uso hoy día de forma un tanto arbitraria y desconcertante. El hecho de que se comparta este asunto con los criterios o preguntas de otros, posibilita mayor y más acertada profundización, así que espero poder clarificarme yo mismo de mejor manera que hasta hoy concebía en mí, a través de lo que deseo ir expresando aquí al respecto.

Yo, antes de que me introdujera en Foros y Redes donde se hace un hincapié especial en el término "Consciencia", nunca utilicé tal término, pues todo lo englobaba en el de "Conciencia" a secas. Pensaba que ese otro término era de la gente de las corrientes espiritualistas que querían darle una trascendencia especial a "la Conciencia que se desarrolla con los temas espirituales".

Hoy me planteo el uso de ambas para referirme a conceptos concretos diferentes, aunque a veces no tenga claro cuál es el más apropiado.

Creo que el añadir la "S" ha sido para tratar de resaltar más que es... "conciencia de algo trascendente", pues como sabemos, todos los términos se desvirtúan por la onda comercial que impera por todos lados. Recuerdo sobre esto cuando comenzaron a poner en los paquetes de patatas fritas (que quedan desnaturalizadas completamente) la palabra "Naturales", pues se estilaba por entonces lo que eran productos Naturales y no manipulados o artificiales (hoy ya se ha avanzado hacia "lo Ecológico", pues lo Natural parece que deja mucho que desear). Y lo mismo pasó con el término "Democracia", que se asocia ya a muchas formas de relación social (con mucha manipulación interna), para nada concordante con la realidad original de la palabra.

Cuando compré el Nombre de Dominio de este Foro, lo pedí conscientemente como "Conciencia...", pues considero que la Con-ciencia es esa parte de ser humano que le posibilita tomar consciencia de las cosas, diferente de lo que hace desde el subconsciente. Y es por eso que siempre valoré el término de Conciencia a secas, sin la S.

Ser conSciente es estar en la conciencia de algo, no necesariamente estar en conciencia "trascendida". La palabra "conciente" (sin la S) no la admite la Academia de la Lengua Española, y de aquí viene la necesidad y complicación del añadido de la S.

Otra cosa diferente al término Conciencia y que vengo utilizando desde mi profundización en "qué somos en cuanto a Almas", es cuando me expreso con el de "Consciencias" por lo que Somos en cuanto Almas que transitan por los mudos de la materia, más allá del Tiempo lineal que aquí concebimos y el Espacio donde necesitamos ubicar cualquier cosa para entender que "existe". Aquí no se trata de "ser conscientes" o de "la conciencia humana", sino que somos ese algo "eterno" más allá de lo físico, de los cuerpos, del cerebro en sí, de la personalidad humana, y es a eso a "lo que cuando me refiero a lo que son las Almas" me expreso con el término "Consciencias", algo más allá del Tiempo y el Espacio y que venimos a denominar el No Tiempo propio de la Unicidad viviente.


Podemos, en lo humano, ser conscientes de muchas cosas, y para ello se utiliza la Conciencia, el ente Mental que percibe con capacidad de analizar, de comprender. Y esta misma Conciencia la podemos utilizar para ser conscientes de realidades que concebimos de "los mundos del espíritu" y del propio Ser.

En la Mente humana está también la capacidad de percepción "extrasensorial" (lo que yo denomino su cuarta dimensión) para conocer de esos "otros mundos" y de otras formas de percibir la existencia, como por ejemplo la energía que somos y cómo se mueve en el Ente global que todos formamos, o bien entre seres específicos cuando sus energías se relacionan de modo especial. El que a esta cualidad de la Mente humana no se le haya otorgado veracidad por los que se ubican marcadamente en la mente pragmática (donde la propia Ciencia oficializada se ubica), es porque su desarrollo requiere de factores mentales y orgánicos contrapuestos, propio del mundo de la Dualidad donde nos encontramos y donde la Corporalidad se desarrolla; lo mismo que no podemos andar para adelante y para detrás al mismo tiempo, siendo ambas funciones propias de nuestras posibilidades dinámicas, pero que en lo cerebral adquiere mayor radicalidad.

Cuando por ejemplo hablamos, en estos nuevos paradigmas, de "Mujer Consciente", no tiene por qué significar que sea una mujer que trasciende más allá de la Mente que todos los espiritualistas critican como algo que limita a… la Consciencia. Se trata de ser consciente no solamente de las cosas del mundo material, sino de su propio interior, de lo que siente y piensa y de la realidad que es más allá del cuerpo. Y esto no tiene por qué asociarse al término "Consciencia", sino al de "consciente", pero aplicado a algo que no es lo usual humano, sumergido éste generalmente en intereses y motivaciones materiales (o intelectuales), pero nada relacionado con los planos de lo espiritual, de lo que somos más allá del mero cuerpo y en la unicidad que existe en todo.

El ser consciente de la Unicidad es lo que nos lleva a otro nivel de Conciencia, pero con-ciencia al fin y al cabo, sin otro apelativo especial. Este apelativo especial se hace necesario entre la gente que concibe que la Conciencia no llega más allá de lo tradicional del pensamiento humano materialista, pero no es así. Yo soy consciente de que mi Conciencia traspasa hacia otros umbrales de Conciencia, sin que tenga que ser otra parte de mí la que intervenga, sino más sutileza en la misma "herramienta".

Un ejemplo para captar esto de traspasar umbrales puede ser el siguiente: Las manos pueden servir para manejar martillos y cosas rudas, pero si las entrenas en sutilezas, pueden servir para conocer del interior de una persona cuando las sitúas suavemente en ella y te concentras a percibir a su través asuntos del interior orgánico, es decir, que pueden ser un puente de conocimiento o percepción que los sentidos ordinarios no suelen percibir, por la "onda mental" donde las sitúas; e igualmente en el caso de usarlas para tomar o para dar (canalizar) energía de/a otra persona u otro ser (animal,...).

En la medida que más usuarios del Foro (donde surgió la pregunta que formula el incio de este Tema y donde se desarrolló la respuesta) intervengan expresando sus puntos de vista a este Asunto, más nos iremos acercando al entendimiento que debamos dar a ambos términos, así como lo que nos puede enriquecer de conocimiento sobre lo que somos como realidades "vivas" conscientes. La Interacción, el Compartirnos, es la base de todo proceso evolutivo, y aún más si estamos tratando sobre la Conciencia. Además, el expresarnos por escrito clarifica lo que de palabra nos costaría más el llevar bien el hilo de nuestro discernimiento, y también nos sacaría de incongruencias que en el mero Pensamiento se mueven sin ser capaces de adquirir concreciones coherentes.


Angel Baña

 


8 Oct. 2013
   
 
 


subir