* * * Última actualización de esta Web: 10 octubre 2013 * * *

 
  Consideraciones sobre "Fundamentos a considerar"  
Último añadido: 10 Oct. 2013

 
Nuevas consideraciones a propósito de
"A ti, Mujer, Fundamentos considerar",
aportadas por…:


Imagen


Percibo en el noveno, el punto esencial del tema expuesto.
((9) Hoy día, la mujer que aún no ha llegado a percibir el estrado desde el cual
puede regir la vida con eficacia, está tratando de, simplemente, utilizar
la misma plataforma desde la que ha venido actuando el hombre,
con lo que no va a dar más acierto a las relaciones humanas,
y sí se va a degradar aún más en su estructura interna,
donde se encuentran los resortes de su fuerza principal.
))

El comportamiento de la mujer denota un desconocimiento de su poder, de la capacidad transformadora que desde su emanación consciente puede proporcionar en el medio en que ella sea corriente de vida.

Para la mujer, el haber participado del rol femenino dentro de la escuela de la dualidad, ha significado un desconocerse a sí misma, vibrar en la confusión de percibir su fuero interno enfrentado a lo que una sociedad le propone y condiciona como su verdadero rol: igualar y hasta pretender superar el campo de desarrollo propio del hombre.

Este participar en el juego de la competitividad la ha alejado de sus dones sensitivos, como canalizadora de la energía divina para ser fuente de paz y armonía, de inspiración, creación y, de las artes, en sus más brillantes manifestaciones.

Cuantas razones han justificado estos hechos a lo largo de la historia humana, pasa a ser algo irrelevante para efectos de querer reivindicar su verdadera misión. Lo verdaderamente oportuno es caer en la cuenta de que es así, y que todo Aquí y Ahora es espacio y tiempo perfecto para que ella se reconozca y sea consciencia activa de su “Ser“ y su “hacer”, de su verdadero y auténtico papel.

Todo Aquí-Ahora es propicio para que comience a vivenciar ese momento íntimo y expansivo con la diosa que la habita… a recobrarse.

La complementariedad que define la diversidad sexual hombre-mujer, tiene su razón de ser en el maravilloso hecho de que: SOMOS DIFERENTES… nos complementamos!

Es por eso, precisamente por eso, que ambos podemos sentir una natural atracción y sintonía al suscitarse en nuestras vidas reencuentros que dan paso a experiencias de gran satisfacción, gozo y armonía. Por supuesto, la medida en que logremos acoplarnos los unos con los otros, guarda absoluta correspondencia con nuestra apertura a percibir y aceptar esta realidad creada: somos pares!

Ahora bien, sosteniendo comportamientos que encajan dentro del paradigma de la polaridad, propio de la tercera dimensión, es muy fácil para la mujer mostrar a la hembra herida, interpretar en todo ello un acto de injusticia y de incomprensión. Sin embargo, las exigencias de su versión más sutil la invitan a borrar esas memorias y asumir el compromiso de la luz de empoderarse y regalarse desde esa fuerza creadora de amor incondicional, fuerza que tiene el poder infinito de transmutar y generar luz en el caos, erradicar el dolor y traspasar los límites de conceptos de minusvalía, para dar paso a su verdadero potencial creativo, el que reside en su corazón.

La diosa pide salir al mundo… Isis quiere despojarse de todos sus velos y danzar gloriosa en la desnudez de su alma pura, en la intención amorosa y vehemente de exaltar su feminidad, que es su fuerza y su poder… su compromiso con la raza… su misión en la luz.

El ejercicio “Práctica de la Regencia Interna”, representa la herramienta perfecta para iniciarnos en este proceso. Mi bendición y gratitud por este gran aporte .

Katty

 


10 Oct. 2013
   
 
 


subir