* * * Última actualización de esta Web: 10 octubre 2013 * * *

 
  A ti, Mujer, *Fundamentos a considerar*  
Último añadido: 10 Oct. 2013

 
A ti, Mujer, *Fundamentos a considerar*





[[ Es oportuno haber leído previamente lo expuesto en
Conduciendo hacia el Amor a mis Circunstancias
]]

1) La Energía Universal no llega a todos los seres desde un mismo punto y forma,
pues tiene sus vía y tiempos de intervención. La estructura física de la Mujer
posee la circunstancia de ser el canal receptor primero de aquella energía;
energía la cual, una vez influenciada por la actitud interna que viva la Mujer,
pasará a motivar al Hombre, ya que Hombre y Mujer están constituidos
en lo humano más allá de los aspectos aparentes de separación de ambos,
donde la Mujer es el lado o polaridad receptora y el Hombre la inductora.
Todo en la vida física se constituye y evoluciona en base a una Dualidad polar,
existente tanto en lo interno individual, como en lo externo interpersonal.

2) Con las ideas que aquí expongo pretendo dar a conocer a la persona Mujer
qué herramientas vitales tiene en sus manos para posibilitar la generación
de Paz Interior a sí misma, a fin de que desde esa Paz interior le sea posible
ir envolviendo de más armonía y eficacia sus propios cometidos cotidianos,
así como también los de aquellas personas y circunstancias vinculadas a ella,
tanto en lo personal como en lo familiar, en lo laboral y en su entorno.

3) Parto de la experiencia de que la Mujer, desde lo que son los Sentimientos
a los que va dando vida en su interior, va generando las circunstancias que
acompañarán a su propia persona, así como a aquellas otras vinculadas a ella,
y especialmente los varones; y de la misma manera, los modos de respuestas
de todos ellos hacia ella misma, es decir, cómo serán los demás con ella.

Imagen

4) Tras esto podríamos decir que…
La Mujer es el ser que alienta desde su vibración interna
los procesos de la Vida que se manifiestan como lo externo.
Con lo cual, la Mujer viene a ser la antena receptora de energía que,
trasvasándola al Hombre con el sello personal interno de la Mujer,
infunde en éste la cualidad de sus desarrollos.

5) Miedos, inseguridades, angustias y otras alteraciones internas de la mujer,
son la causa de distorsiones, ineficacias e inoperatividades del hombre.
Mas no digo que en el Hombre no exista responsabilidad hacia sus errores,
pues de él es la responsabilidad del entorno que procura a la Mujer
para que ella pueda posibilitar eficacia a sus respectivos cometidos.
Las posibilidades que permite la estructura orgánica y psíquica de ambos,
capacita a cada cual para una labor bien específica de "dentro" o de "fuera".

6) No es cuestión de filosofar ni inventar preceptos o normas,
es la propia Naturaleza de ambos la que nos da las pautas más oportunas.
Y no se trata de que "todos sepamos hacer de todo", pues esto ya la Vida
lo posibilita a lo largo del constante "re-nacimiento" como almas encarnadas.

7) Supeditar el desarrollo de una personalidad al contexto de una vida encarnada
es una quimera que sólo nos viene trayendo erróneos proyectos humanos.
La Mujer viene a experimentar en la vida encarnada lo que un alma consigue
en sus intervenciones desde su fuero interno, y el Hombre lo que el alma logra
en sus intervenciones desde su fuero externo.

Imagen

8) No consideremos que la Vida plantea limitaciones a uno y privilegios al otro,
sino que la Vida en la materia está regida por los principios de Dualidad polar,
para que cada Polaridad aporte lo específico de su condición diferenciada,
tal como conocemos de cada uno de nuestros hemisferios cerebrales,
de cada una de nuestras manos y órganos complementarios, etc.

9) Hoy día, la mujer que aún no ha llegado a percibir el estrado desde el cual
puede regir la vida con eficacia, está tratando de, simplemente, utilizar
la misma plataforma desde la que ha venido actuando el hombre,
con lo que no va a dar más acierto a las relaciones humanas,
y sí se va a degradar aún más en su estructura interna,
donde se encuentran los resortes de su fuerza principal.

10) No tiene que salir a la calle a vociferar, ni enfrentarse con dialécticas políticas.
Le basta concebir en sus sentimientos, y dentro de una actitud interna de paz,
la vida que desea se materialice en sí misma y en su entorno,
y acto seguido mantenerse en esa confianza y persistencia de actitud interior.

11) A partir de aquí, sólo tiene que dar tiempo a que las aguas vuelvan a su cauce,
sabiendo ir encajando las tormentas que su anterior proceder generó.
No olvidemos que nuestras Circunstancias externas son los elementos
con los que la Vida nos envuelve para ir posibilitando a nuestra Consciencia
tomar nota de lo que generamos desde nuestros estados internos.
Al estar todo ello desarrollándose en las coordenadas Espacio-Tiempo,
al igual que precisa "su" tiempo para materializarse, lo mismo para disolverse.

Imagen


Pasemos, pues, al desarrollo de… "Práctica de la regencia interna",
lo cual se encuentra en el Post "A ti, Mujer, *Práctica de la regencia interna*"
dentro de este mismo Foro.


Angel Baña

 


10 Oct. 2013
   
 
 


subir