* * * Última actualización de esta Web: 9 octubre 2013 * * *

 
  Hablemos de... La Pareja ( II )  
Último añadido: 9 Oct. 2013

 
Hablemos de… La Pareja ( II ):
Causas del Encuentro y razón del Distanciamiento

¡¡¡ Si quieres escuchar de Voz el texto primero que sigue, modificado sólo
en su comienzo, dale al Play del siguiente reproductor de audio:
!!!


Lo que os presento aquí como segunda aportación sobre la Pareja, expresa una serie de cuestiones sobre las que difícilmente hayáis oído anteriormente, pues son el fruto de averiguaciones muy personales en los procesos del Alma que Somos.

Para hacéroslo más fácil de captar, he elaborado una serie de imágenes dinámicas flash, con el fin de que las "ideas" puedan contemplarse de alguna manera más "visibles", pues el terreno de la Mente, por sí sola, es muy abstracto y escurridizo.

Así pues, os sugiero prestéis atención a lo que a través de esas imágenes os trato de decir, pues están referidas a lo que expreso en el texto.

En cada párrafo he subrayado algo que muestre con facilidad lo más clave de lo que trata. Y los he enumerado para facilitar el referirnos en los Comentarios a algo de sus contenidos.

Dependiendo de lo que se vaya exponiendo en Comentarios, así será por donde discurra el Tema de la próxima Discusión a abrir en este Grupo sobre el Cuerpo, la Mente y el Alma.

Imagen


a) Son muy diversas las circunstancias personales que pueden originar distanciamientos en la Pareja, como todos sabemos, pero lo esencial es conocer "qué es realmente lo que interviene en la atracción" que podamos sentir hacia otra persona y con la que nos implicamos en el modo de Pareja. Conocer la raíz de la atracción nos posibilita comprender el por qué del distanciamiento, algo que "había" y que ahora "deja de estar".

b) En la atracción entre dos personas hay tanto de factores energéticos, como de… lo que cada cual quiera expresar desde la óptica de los sentimientos, los intereses,… las necesidades de cualquier orden. Si tenemos en cuenta que "todo es energía" (la materia, los pensamientos, los sentimientos, las emociones,…), podemos abordarlo desde este punto de vista para poder comprenderlo mejor y poder conducirlo con más voluntariedad. Tratar de comprender los procesos de la Mente desde sólo la consideración de actos mentales, no nos es posible, pues la Mente se mueve en el terreno de "lo abstracto", plenamente escurridizo a la conciencia. En lo que estoy exponiendo de La Pareja, el abordar "todo" desde la "energía que es" (más acercado a lo materializable), nos ayudará en gran manera.



c) Dije al comienzo de mi aporte "I" sobre la Pareja, que ésta viene a ser la "Plataforma de la Interacción-Consciente". ¿Qué significa esto? Pues que absolutamente todo en el Universo existe gracias a la "Interacción", la cual es la Dinámica que hace posible el mantenerse en los planos de la "Manifestación", del mostrar la Peculiaridad que cada elemento manifestado contiene en sí y su capacidad generativa (de acción hacia sí mismo y su entorno). Y esa dinámica surge y se mantiene gracias al "Magnetismo", que consiste en "la fuerza de atracción de energías que se complementan en lo que ambas precisan para mantenerse en los planos de manifestaciones específicas".

d) Es por la razón anterior que cada cual tiene a su lado a la persona y circunstancia que se ajusta plenamente a lo que es su condición energética (física, psíquica,…). Otra cosa es que le agrade o no, o que se pregunte el "por qué" si no sabe ver qué de ella genera ese estado de Relaciones. A mi lado no será fácil hallar una persona que sea como yo, pues los modos de ser así ya "los acaparó" la personalidad que expreso. Pero sí es seguro que se encontrará junto a mí alguien bien diferente y que da razón, por su antagonismo, a mi condición de ser. Si acaparo mucho potencial racional, me acompañará alguien disminuido en esa cualidad de ser, y a más que yo me potencie en ello ("canalice más" tal condición), más distorsión irá canalizando en sí ese otro. Y otro ejemplo puede ser el que si soy muy espiritual, precisaré a mi lado, cerca de mí, alguien que para nada acepte esas "cosas", moviéndose por lo pragmático o lo ortodoxo social, pues es con esa manera de ser como deja "libre" para mí lo que me afano en cultivar.

Imagen


e) Es importante comprender que "no soy por mí mismo", sino por lo que puedo combinarme de forma complementaria con los demás, y especialmente con aquellos más allegados por medio de relaciones emocionales (pareja, hijos, amigos, compañeros,…). Por tanto, no debo buscar a mi igual, sino a mi complementario, y aceptar sus modos de ser que en algo difieran del mío como algo importante para él y que me facilita a mí ser quien deseo ser. El establecer respeto a la condición respectiva de cada cual es, pues, esencial para la eficacia de la Relación. Pero para poder darse esa aceptación es preciso que no haya en ninguno de ellos alguna inercia de implicación de algo que desvalorice la condición del otro. Es por eso que la pareja debe tener ciertas afinidades y no moverse en marcos contradictorios entre sí.

f) Esto anterior no quita la posibilidad de que dos personas se emparejen, a pesar de sus modos poco reconciliables, cuando a través de ellos tenga que encarnar un Alma que precisa de la relación con ambos. Esto es algo frecuente de observar y que posibilita que aquello que no serían capaces de "trabajarse" entre los miembros progenitores, pueda irse haciendo más paulatinamente en lo que ese hijo o hijos den vida en sí mismos de la condición de la Pareja que en ellos no son capaces de afrontar. Lo que realmente "trabajan" las Almas al encarnar es "la cualidad energética psíquica que expresan los diversos modos de ser" y que conforman la atmósfera de un colectivo (o de un planeta). Cuando desencarnan dejan la atmósfera transformada en lo que han sido capaces de darle alguna trascendencia.


(dale al botón "Play" de la imagen Flash para que se inicie la película. )


g) Para comprender desde dónde se inician las Relaciones humanas, debemos partir de lo que somos cuando "ingresamos" como ciudadanos terrestre en el momento de nuestra primera respiración al nacer, y con qué contamos para seguir desarrollando lo que ha venido caracterizando a nuestra condición personal humana y el "plan" que traemos al encarnar. E igualmente cómo tienen lugar los entrelazamientos energéticos entre los diferentes individuos de alguna manera conectados.

h) Si bien el Alma de un Ser va interviniendo en todos los procesos de la gestación del Cuerpo que representará su personalidad humana, no se sentirá plenamente "atrapada" en el mismo (la parte de ella que se condiciona a tal proceso) hasta que una vez fuera del vientre materno inicia el respirar de la atmósfera terrestre, acto el cual le posibilita la interacción con todo el potencial existente en los "campos" de consciencia" que han venido desarrollándose con la intervención de las humanidades que habitan y habitaron la Tierra. Nada trae el alma como valores concretos a expresar, sino sólo su capacidad desarrollada para "canalizar" en sí aquellos que estén "disponibles" de la atmósfera colectiva, en función de lo que fue cultivando en sus reiteradas (incontables) experiencias de condición humana alcanzada en los planos de la densidad (reencarnaciones).

i) Lo que llamamos Valores humanos, tales como bondad, entusiasmo, inteligencia, servicial, emprendedor, responsabilidad, arte, mando, humildad,… agresividad, irresponsabilidad, avaricia, vanidad,… destreza, torpeza, pesimismo, ilusión, imaginación, pragmatismo, espiritualidad,… … son todos propios de los planos de la Densidad, regidos por la Dualidad multidimensional para el desarrollo de la "Consciencia de Peculiaridad" de las Almas que constituyen la Unicidad. En los planos del Alma todo está regido por el Amor incondicional, que tiendo a definirlo como "proyección de Plenitud de Vida", sin separaciones ni calificaciones. Entre los planos del Alma y de la Densidad, existen muchos otros, tales como el Astral, donde interactúan almas aún atrapadas por las vibraciones de densidad, como aquellas que "descienden" para labores de reconducción de almas y de apoyo a las aún encarnadas.

j) La evolución que nos aporta la encarnación es en base a lo que "intercambiamos" de potenciales por cada uno de nosotros desarrollados, a fin de reforzar más ciertos hábitos o habilidades (físicas y psíquicas), así como de dar vida a otros nuevos que venimos a cultivar. A este fin colabora especialmente el Grupo familiar donde ingresamos, si bien, en un principio fue la constitución de la Pareja la que ocasionó una considerable modificación en las inercias de uno y otro. En el Grupo familiar, con cada nuevo ingreso de un miembro, se generan modificaciones muy importantes a considerar, pero lo trataremos más adelante, centrándonos ahora en la célula básica, la Pareja.


(dale al botón "Play" de la imagen Flash para que se inicie la película. )


k) Lo más usual que interviene en el "encuentro" de la Pareja es la percepción (generalmente inconsciente) de aquella cualidad que en nosotros está muy deficitaria y que precisamos verla reforzada de alguna manera, a veces enfocándola como algo "nuestro" pero sólo presente en la personalidad de aquel con quien nos "unimos". Solemos darle a esto el calificativo de "flechazo", pero es la atracción "magnética" de aquello que sentimos nos posibilitará el equilibrio que deseamos (aunque, como dije, no sepamos exactamente de qué se trata).

l) Esto anterior cobra mucha importancia de consideración a la hora de "procurar seguir cultivando la condición peculiar de cada miembro" en lo que fue el factor de encuentro, por lo siguiente: Cuando ambos miembros se aplican uno al otro y dejan de seguir cultivando (separadamente del otro) la condición que le era característica y notoriamente diferenciada, ésta diferenciación va perdiendo "potencial energético" y, por tanto, perdiendo también capacidad de "atracción" a la condición energética psíquica del otro, lo cual conducirá a la Pareja a una dispersión de la mutua atracción. Estaremos dados a pensar que las cosas se van haciendo "rutinarias", pero lo que realmente ocurre es que han debilitado la condición peculiar de cada cual y la atracción polar no puede darse. Esto podrá dar lugar a la pretensión de recargar su entusiasmo vivencial con vínculos hacia otras personas.

m) Esa dispersión de sus valores peculiares surgida de la frecuente relación entre ambos sin cultivar separadamente lo que era más propio de cada cual, puede generar un tipo de distanciamiento, el "dispersivo" por la disolución del potencial de cada cual. Mas cuando en lugar de una relación frecuente entre ellos, se da un compartir sólo algunos aspectos de sus personalidades y hay una muy escasa o nula Comunicación en lo más esencial de lo que uno y otro viven internamente en sus diferentes implicaciones cotidianas, la condición peculiar de cada cual (se seguridad o inseguridad, de destreza o habilidad, de vivencias de fuera o de dentro,…) se va extremando cada vez más, y llegará un momento que lo que vemos del otro nos resulte "insoportable", pues es lo que… precisaría yo en mí mismo y que veo en el otro cada vez más radicalizado. Y será así como… "lo que más me atrajo del él o ella, es lo que hoy me distancia de su persona", no soportando más la personalidad que percibo tan distanciada de lo que me siento ser, pues me hace sentirme mal conmigo mismo en lo que percibo de mis carencias del tal condición.

n) El mayor sentido que cobra la Relación de Pareja está en función de eso que nos permitimos "reforzar" de lo que andamos buscando vivenciar en nuestra Personalidad. Podría ser el verme expresar (seguir cultivando) mi capacidad de cariño, o de ternura, o… de mando y control,… Incluso podré pensar que es esa otra persona la que me posibilita "ser así" (razón por la que surgen muchos enganches), pero la realidad es que nunca me será posible expresar algo que no esté ya en mí, siendo esa persona la que me permite "expresarlo", pero no… "crear esa condición en mí". Podemos encontrarnos también con personas que en la Relación buscan "justificar ante los demás" que ella no es "como se siente ser y que no lo acepta"; por ejemplo, un varón acosador de mujeres podría estar encubriendo la feminidad que percibe en sí y que no soporta la vean los demás; o el caso contrario en el que una persona mujer de bastante masculinidad se afana en relaciones muy libres con hombres, pero que en definitiva lo que está haciendo es "llenarse" aún más de esa masculinidad que no quiere reconocer.

o) Y como punto final de este aporte y a fin de posibilitar se dialogue sobre los puntos considerados en él, expresar la importancia de la Comunicación entre los Miembros de la Pareja. Y que esa Comunicación no debe ser en sí lo que cada cual "hace", sino especialmente lo que cada cual "vive" en su interior de todo aquello que hace o se siente de alguna manera implicado. Compartiendo lo que hemos "vivido" es como "aportamos al otro de nuestra experiencia", pues la Vida no es el "hacer", sino el "percibir" el contenido vivencial de aquello con lo que nos relacionamos o implicamos.




Angel Baña

 


9 Oct. 2013
   
 
 


subir