* * * Última actualización de esta Web: 16 octubre 2013 * * *

 
  ¿Qué Futuro quiero para mi vida?  
Último añadido: 16 Oct. 2013

 
¿Qué Futuro quiero para mi vida?


Imagen


Esta pregunta tiene una rápida y clara respuesta. ¿Cuál? La que sigue…

"El Futuro que quieres para tu vida es… el Presente al que te estás aplicando"

Si esto se lo dijeran a alguien en concreto, podría decir que… ¡lo que estoy haciendo hoy no es "lo que quiero" para mi mañana!

Sin embargo, esa es la cruda y dura realidad; el resultado de lo que hoy hago es lo que tengo que… seguir viviendo mañana, pues es a lo que le estoy dando vida.
Con mi hacer cotidiano estoy demostrando lo que hay de inercias en mi ser personal y lo que de ellas tengo que seguir experimentando para afianzar o para reconducir mis ideas de lo que soy y de lo que la Vida es, pues si observamos a muchos, podemos conocer la gran diversidad de situaciones en las que están implicados, y pareciera que todos tienen las mismas motivaciones y… necesidades.

Y ese alguien en concreto diría… ¡Claro, pero… cuántos y cuántos se sienten obligados a hacer lo que no quieren, sino que sus necesidades vivenciales le obligan!

Ya de aquí surge una nueva pregunta, y es la de… ¿qué y cuáles son las necesidades vivenciales?
Si seguimos en esa observación a muchos, podremos de nuevo confirmar que hay una gran diversidad de lo que llamamos necesidades vivenciales. Y de esta manera seguirían surgiendo preguntas y más preguntas, hasta que… un día nos diéramos cuenta de que… con lo que pienso, siento, digo y hago en cada momento, voy modelando la vida que me irá "apareciendo". Y esto le ocurre a cada individuo, siendo así como llegan a haber sectores sociales y colectivos humanos tan diversos.
La condición humana no es tan "por igual", como se empeñan en mostrar los medios informativos para seguir manipulando las conciencias.

¿Habéis leído el libro de "Juan Salvador Gaviota", de Richard Bach? En él, así como en el proceso evolutivo animado, observamos que los comienzos suelen ser en colectivos amplios de individuos, donde todos responden a una conciencia colectiva (observa las bandadas de pájaros o de peces, por ejemplo); es decir, tienen las mismas reacciones y es esa conciencia colectiva lo que los dirige, rigiéndolos desde el subconsciente. El libro muestra cómo Salvador Gaviota decidió ensayar su propio modo de volar y, con él, otro modo de vivir. Mas a lo primero que tuvo que enfrentarse fue a la crítica de sus propios hermanos (los pájaros), pues no comprendían cómo podía alguien pretender ser diferente de la tradición que reinaba en ellos, creyendo que todo lo demás sólo entraña peligro y discordia.

Y eso mismo es lo que nos encontramos cuando deseamos llevar una vida más acorde con la conciencia que vamos desarrollando cuando alcanzamos a conocer y comprender que Somos seres espirituales viviendo una experiencia encarnada, en la densidad, en la materia, para poder materializar (concretar) los Valores específicos que definen la peculiaridad de cada Alma, de casa Ser dentro de la Unicidad indiferenciada que entre todos formamos. En otras palabras,… cuando cambiamos nuestra conciencia de seres terrenos por la conciencia de alma.

Podríamos pensar que no tiene lógica que los demás (la sociedad en sí) ponga dificultades a nuestra pretensión de ser individuos peculiares, con ideas, actitudes y comportamientos propios y diferenciados de… la normalidad. Sin embargo, esas trabas que ponen tienen sus "razones", pero claro, razones para ellos, pues desde la óptica del que pretende salirse del… rebaño, las puede percibir como "sinrazones".

La razón de los primeros está en que… "no es oportuno que alguien venga a cuestionar la validez de lo que la tradición, la ortodoxia, la inercia de los demás, tiene asentado como normas de comportamiento, pues todos los Estamentos de poder y control social se han configurado para mantener sus estructuras desde el modo de pensar y entender la vida de los que los rigen".
Tenemos el claro ejemplo (entre muchísimos), de lo que tuvo que soportar Copérnico (años 1473 a 1543), creador de la teoría astronómica heliocéntrica (contraria a la geocéntrica de Ptolomeo -años 100 a 170-), de no ser aceptado por los científicos de su época, ya que sus criterios suponían una auténtica revolución (científica y… religiosa -discrepaba de la Biblia-). E igualmente lo ocurrido a Galileo (años 1564 a 1642), defensor y confirmador de los criterios de Copérnico, que en 1633 es condenado por la Inquisición a prisión perpetua (conmutada por arresto domiciliario de por vida) y a abjurar de sus ideas.

Y la razón de… los revolucionarios de ideas, es la de que la historia está plagada de conocimientos que posibilitan la evolución de la conciencia respecto de todos los criterios que se van elaborando en todo ámbito de procesos de la vida, e igualmente en la comprensión de la evolución del propio cerebro humano, capaz de trascender las limitaciones de la materia y la dualidad (el mundo 3D que impera en las conciencias). Y en línea con esto y lo del párrafo anterior, en este mismo Foro se expone una teoría astrológica que, al igual que en lo astronómico se cuestionó la teoría Ptolomeica, ahora se cuestiona lo astrológico que Ptolomeo implantó en esa ciencia y que hasta el momento presente ningún astrólogo se atreve a abrirse a ella por el hecho de que "contradice la ortodoxia", mas no por la capacidad de ver errores en la misma.

Y reconduciendo este texto a su razón inicial, formulo la siguiente pregunta:
¿Qué estás dispuesto/a a hacer para que ese Futuro que dibujas en tus sueños tome realidad en los Aquí y Ahora que constituyen la Vida, tu Vida? ¿Crees que es posible comenzarlo desde… ¡ya!? ¿Conoces otra manera de ir construyéndolo?

Imagen


Angel Baña

 


16 Oct. 2013
   
 
 


subir